La policía brasileña detuvo hasta el momento 10 sospechosos de participar del millonario asalto ocurrido en Ciudad del Este el pasado domingo. Sin embargo aún se estima que participaron alrededor de 50 personas.

La localidad paraguaya se convirtió en el escenario de una película de acción, cuando la banda del Primer Comando de la Capital (PCC) asaltó a la empresa de seguridad privada PROSEGUR. El asalto ocurrió el lunes a la madrugada cuando los delincuentes accedieron a los depósitos acompañados de armamento pesado y explosivos para destruir las paredes del local.

En simultáneo, y como una táctica de distracción otros integrantes del PCC atacaron una sede de la policía local e incendiaron varios vehículos.

El PCC es una organización criminal conocida por dirigir desde la cárcel de Sao Paulo y considerada la más poderosa del país.

Tras las primeras versiones que señalaban entre 20 y 40 millones el monto robado, la empresa de seguridad español dijo en un comunicado que “no supera los ocho millones de dólares”.

El presidente brasileño, Michel Temer, reforzó la seguridad de la frontera para lograr los arrestos que faltan, suponiendo que los asaltantes se dividieron en grupos en su huida.