Se trataría de un asesinato. Los tíos de Sheila, Leonela Ayala, hermana del padre y su marido Fabian Gónzalez, confesaron el crimen.

La Policía Bonaerense encontró esta tarde el cuerpo de Sheila, de 10 años, dentro de una bolsa de plástico, debajo de un colchón, entre una pared y una medianera. De igual manera la confesión realizada al comisario no sirve como prueba, los sospechosos del crimen deberán reiterar la declaración ante los investigadores del caso en la fiscalia Nª 20 de Malvinas Argentinas para que esta tenga validez

El día domingo 14 de octubre se produjo la desaparición de Sheila Ayala, en un barrio privado de San Miguel, quien se encontraba jugando con sus hermanos y tras un breve lapso en el cual la nena quedó sola, no se supo nada más de la misma.

Una testigo declaró ante los investigadores que escuchó que Sheila le contestó a una mujer: “Ahora voy tía”. Esa fue la última vez que vieron a la nena, el día domingo. Tras cuatro días de búsqueda, apareció muerta muy cerca de la casa de esa señora y su marido.

En la tarde de hoy, jueves, fuerzas policiales encontraron el cuerpo cerca de la casa de los tíos, quienes confesaron el crimen, estos fueron rápidamente detenidos. Según fuentes policiales la muerte fue violenta.

Leonela Ayala, tía de Sheila y presunta asesina, quien dias antes se manifesto por diferentes medios, reclamando por la aparición de la nena, declaró: “Tomamos droga y alcohol y no sabemos cómo llegamos a eso”.