Estas fueron las declaraciones del abogado Diego Pirota en la conferencia de prensa que brindó junto a Enrique Sacco, viudo de la periodista, con duras críticas al sanatorio y al juez Gabriel Ghirlanda. El magistrado ayer presentó su renuncia.

En conferencia, Diego Pirota ratificó: “La clínica le mintió a la familia. Ella no tenía ni una úlcera, ni hepatitis, ni nada de lo que dijeron”

Por su parte, Enrique Sacco fue contundente y declaró: “Este informe nos va a permitir a la familia abrazarnos y conciliar un poco de paz. A partir de ahora pedimos justicia al nuevo juez, que tendrá la posibilidad de ver un montón de cosas. Le pedimos que tenga la inspiración, la personalidad, la sabiduría, la experiencia y el compromiso para resolver esto de acuerdo a lo que Débora hubiese querido”

El martes pasado el juez criminal y correccional Gabriel Ghirlanda, a cargo de esta causa, renunció al juzgado número 57 que subrogaba desde hace más de un año.