El presidente de Boca afirmó que el lunes discutirá el tema con su par de River Rodolfo D’Onofrio.

En un acto en una peña en Pehuajó, el presidente de Boca declaró que va a reunirse el lunes con el presidente de River Rodolfo D’Onofrio para definir si van a jugar con visitantes la final de la Copa Libertadores. “Queremos analizar el fin de semana, el lunes ver cuáles son los pro y cuáles son las contras, y ahí tomar de forma conjunta la decisión sabiendo que el Gobierno nos garantiza la seguridad”, aseguró.

Para los clubes es perder casi 5500 entradas entre las 4000 para poner a la venta, las 700 para los sponsors de la CONMEBOL y los espacios vacíos que debe haber entre el público local y visitante por cuestiones de seguridad. Ninguno de los dos dirigentes quiere dejar a tantos hinchas afuera del evento más importante del fútbol del país.

La polémica por la ida de los visitantes en la final de la Copa Libertadores tuvo a todos los principales protagonistas políticos hablando ayer en diferentes medios. El presidente Macri dijo ayer por la mañana que “estamos preparados” para una final con visitantes porque “nunca se va a volver a repetir”. Luego dio marcha atrás y dijo que lo dejará en manos de los clubes. Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad de la Nación, también declaró que “el que no arriesga no gana” y Martín Ocampo, su par en la Ciudad salió a decir que no lo veía viable por el operativo de seguridad.  

El conjunto Xeneize y el Millonario se enfrentaron en dos oportunidades sin visitantes en instancias finales de la Copa Libertadores: en el 2015, en octavos de finales que terminó en victoria para River después del polémico incidente del gas pimienta y en el 2004 en instancia de semifinal con victoria para Boca.