Cristina Fernández de Kirchner volvió a Buenos Aires, en un vuelo directo desde Calafate, para ponerse al frente de las actividades políticas de su sector y definirá su participación en las paso. 

Hoy la ex mandataria se reunirá con la llamada “mesa chica”, de la que formarán parte los intendentes leales más Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” De Pedro. Allí, se definirá el plan de acción donde la idea de conformar una lista única continúa vigente y que tiene, como atractivo central, la definición o no de Cristina candidata.

A su vez, el Kirchenrismo tiene los ojos puestos en una posible negociación con el sector liderado por Florencio Randazzo, que éste lunes mantenía también reunión de su mesa chica, para hacer un análisis  de discurso y de acción para los próximos días.

A 9 días de la definición  de alianzas y a 19 de la resolución de las candidaturas, el kirchnerismo define su postura de unidad que, aún, no tiene asegurada la competencia de CFK como postulante al Senado o a la Cámara de Diputados.