Ramón Quintana de 67 años fue asesinado en la noche del  el sábado, mientras estaba trabajando.

La víctima era vigilador y trabajaba en una garita  de Martín Coronado, partido de Tres Febrero, custodiaba la esquina de Remedios de Escalada y General López. El sábado por la noche al intentar impedir una entradera a las 20.25 lo balearon y falleció al instante al recibir tres disparos en la cabeza.

Aún no han podido identificar a los responsables del crimen, es por eso que los hijos del vigilador  buscan ayuda de los vecinos para recuperar las imágenes de las cámaras de seguridad. Los familiares les preguntaron si sabían algo que pudieran integrar  a la investigación. Estos agregaron que  eran dos delincuentes  en una moto y aparentaban ser jóvenes.

“A mi marido le mostraron un video en el que no se ve nada y no nos avisaron nada más de la investigación”, contó Fernanda Vallejos, la nuera de la víctima. Luego agregó : ” Estamos yendo y viniendo todo el tiempo a la comisaría y a la fiscalía para ver qué hacer, queremos buscar testigos, cámaras, hablar con la gente de la cuadra para que encuentren a los que hicieron esto”.

Quintana trabajaba de manera informal, estaba jubilado y se ocupaba del turno noche. Después de terminar con la autopsia en la morgue judicial de La Matanza, los restos del vigilador fueron despedidos este martes por la mañana.