Una nena de 10 años fue violada en Mendoza y se encuentra internada en el hospital pediátrico Humberto Notti donde descubrieron que está embarazada de 32 semanas. El acusado por el abuso de la menor es su tío de 23 años que ayer fue detenido.

El procurador general provincial, Alejandro Gullé, sostuvo ante los medios que se trata de “una situación muy delicada porque la niña en ningún momento tomó consciencia de estar embarazada” y agregó que la situación procesal del detenido se definirá tras la realización de un ADN. El acusado vivía con la víctima y se cree que abusó de ella reiteradas veces.

La pequeña no había manifestado ser víctima de abuso sexual ni evidenció síntomas sobre una posible gestación. El embarazo se descubrió cuando la madre de la niña la llevó al médico por un dolor estomacal.