El presidente de Estados Unidos, Donald Trump  volvió a atacar con más fuerza. A pesar que había dicho “querer salir”. afirmando  que “estaba dispuesto a reducir su presencia en Siria”. Pero, el presunto uso de armas químicas por parte del Al- Assad hizo cambiar su opiñón. Así mismo reforzó la alianza histórica de Washington, con sus aliados europeos y su rivalidad con Moscú al riesgo de sufrir represarías.

Por su parte, la embajadora de la ONU (Nikki  Harley) convocó a una reunión de emergencia junto con El Congreso De Seguridad tras el bombardeo. Además,  La ministra Británica, Theresa May expreso un discurso hablado sobre los ataques.

Mientras tanto Trump amenaza  con un segundo ataque, sino se desalienta el uso de armas químicas. si esto fuera posible acabaría “provocando” Tercera Guerra Mundial.