El buque lleva desaparecido tres días, tiene capacidad para 37 tripulantes pero se cree que habría 44 personas abordo. Dejó de aparecer en los radares cuando navegaba por el golfo de San Jorge al sur de Puerto Madryn en la provincia de Chubut. El submarino tiene una autonomía de 90 días pero debe salir a la superficie cada 48 horas para cargar sus baterías, había partido desde Ushuaia y se dirigía a la ciudad de Mar del Plata.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, adelantó su regreso de Vancouver, Canadá, donde participaba de la United Nation Peacekeeping Defence. El funcionario ordenó a la Armada Argentina iniciar el protocolo de búsqueda para restablecer el contacto. El operativo de rastrillaje para localizar el submarino a todas las estaciones de comunicaciones terrestres a lo largo del litoral argentino, la búsqueda se extiende también en la escucha en todas las posibles frecuencias de transmisión del submarino.

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, informó que “no hay novedades en los esfuerzos de búsqueda. Hay que tener paciencia, yo sé que es difícil para los familiares pero hasta el momento sólo observamos el 15% del área. Estamos a menos de un día de haber iniciado la fase de búsqueda”.

Los gobiernos de Uruguay, PerúBrasilChile, EE.UU. y Reino Unido han ofrecido apoyo logístico e intercambio de información en esta búsqueda.