Boudou fue encontrado culpable de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública. Además, fue inhabilitado de por vida para el ejercicio de cargos públicos.
El Tribunal Oral Federal 4 de Capital Federal condenó al exvicepresidente y exminitro de Economía Amado Boudou por la causa de calcográfica Ciccone. Tras rechazar todos los alegatos de nulidad presentados por la defensa de los imputados, los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y María Gabriela López Iñiguez.
Mientras el empresario José María Núñez Carmona fue condenado a 5 años y seis meses de prisión por ser participe necesario en la comisión de los delitos.
Ambos ya habían estado en el Penal de Ezeiza durante 70 días acusados de enriquecimiento ilícito, y fue la Cámara Federal porteña la que posteriormente ordenó excarcelarlos. Los magistrados también condenaron, aunque con penas menores, al abogado Alejandro Vandenbroele, titular de The Old Fund; a Rafael Resnnick Brenner, jefe de asesores de la AFIP; a Guido Forcieri, ex funcionario del Ministerio de Economía, y a Nicolás Ciccone, antiguo dueño de la empresa.
Los jueces dictaminaron que Vanderbroele fue partícipe necesario de los delitos cometidos por Boudou, por lo cual lo condenaron a 2 años de prisión “en suspenso”. Algo similar ocurrió con Resnnick Brenner, condenado a 3 años de prisión y con Forcieri, sentenciado a 2 años y 6 meses de prisión.