El bono de fin de año anunciado ayer por el Gobierno, y acordado con la CGT, sigue generando incertidumbre sobre los trabajadores públicos y privados, quienes aún dudan si están alcanzados por el beneficio. Esta tarde, un informe de la consultora Orlando Ferreres & Asociados indicó que más de la mitad de los empleados en relación de dependendencia no cobrará la compensación decretada.

Según da cuenta el informe firmado por el economista Fausto Sportorno, solo 6,5 millones de asalariados percibirán la compensación no remunerativa, mientras que 7,7 millones no lo percibirán, entre los que se encuentran monotributistas, autónomos, trabajadores rurales, domésticos y particulares. Al mismo tiempo, el estudio revela que otros 2,9 millones de empleados dependientes de PyMes (pequeñas y medianas empresas) tendrán dificultades para percibirlo por crisis económica del sector.

Quienes también quedarán afuera del bono serán los jubilados, según ratificó el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, quien señaló que “por el momento el esquema que está vigente en el próximo ajuste va a tener en consideración los índices más altos de inflación por lo que ahí va a haber una mejora respecto de las remuneraciones. Se verá esa mejora pero no habrá bono“.

Ayer, el presidente Mauricio Macri firmó el DNU que establece la obligatoriedad de pago del bono de $5000, el que se abonará por mitades en diciembre y febrero para los privados, y en diciembre para los empleados de sector público dependientes de la administración nacional. Las provincias decidirán si se suman o no a la medida.