En la historia, nunca se dió semejante enfrentamiento entre estos dos grandes equipos. River que viene embalado después de ganarle a Gremio en su estadio, se enfrenta a un Boca que, no encuentra su juego, pero tiene un 9 que está más loco que el “Pity” Martínez.

Luego de tanta discusión, ya se confirmó el día que se jugarán las dos finales, la primera en el estadio del Xeneize el día sábado 10 de noviembre, mientras que la vuelta se dará el día 24, también un sábado.

Recordemos que va a ser la ultima edición de la Copa Libertadores con dos finales, ya que, a partir del 2019 se jugará a una final y se confirmó que será en Lima, Perú.

¿Está preparada la sociedad argentina para vivir una final de semejante magnitud? ¿Cómo se llevarán a cabo los operativos de seguridad para ambos partidos? Todo esto esta por verse y definirse. Tendremos un Noviembre caliente y para el infarto.