El crimen del agente Aníbal Acosta (31)  fue cometido este jueves al mediodía, cerca de las 12.40.

Aníbal, se dirigió al hospital Simplemente Evita, de González Catán, para chequear el estado de salud de un comerciante que  había sido baleado en el estómago durante un asalto.

El agente al llegar al estacionamiento del centro de salud, se encontró con un auto con características similares al que habían usado los ladrones minutos antes en el robo.Un hombre y dos mujeres habían asaltado un local de venta de celulares, ubicado  en en Virrey del Pino, partido de La Matanza (Ruta 3).

Al verlos , Intentó identificar a los ocupantes, pero no le dieron tiempo, desde adentro del vehiculo comenzaron a dispararle y falleció camino al hospital , tras recibir dos disparos en el pecho.

En el enfrentamiento uno de los tres asaltantes recibió un tiro en el muslo de la pierna derecha y fue detenido. Poco después confirmaron que tenía antecedentes penales ,no obstante las dos mujeres escaparon y se la policía sigue buscandolas.

En la mañana del día de hoy los restos del policía fueron enterrados, sus compañeros lo despidieron con un homenaje por su fiel servicio.