El candidato presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, recibió en la tarde de hoy una puñalada en la zona abdominal cuando realizaba un acto electoral en la ciudad de Juiz de Fora, estado de Minas Gerais.

El hijo informó que el cuchillo atravesó parte del intestino y una arteria estomacal, y es por eso, que fue trasladado inmediatamente para someterlo a una cirugía. “Fue más grave de lo que esperábamos. Perdió mucha sangre. Llegó al hospital con presión 10/3, casi muerto. Su estado parece estable ahora. Recen por él”, escribió en su cuenta de twitter, Flavio Bolsonaro.

La policía de Juiz de Fora informó la detención de un sospechoso por el atentado: se trata de Adelio Bispo de Oliveira.

El presidente brasilero, Michel Temer, lamentó el ataque que sufrió Bolsonaro: “Es intolerable que bajo un estado de derecho no pueda haber una campaña tranquila”.

Se espera el parte médico oficial de la operación en medio de una gran incertidumbre y la campaña por la presidencia recrudece.