La actriz de Hollywood se reunió el lunes con cientos de migrantes venezolanos que huyeron tras la crisis económica y social que presenta su país, la mayoría les toma varios días de viaje e incluso largas caminatas hasta llegar a Perú. Muchos de ellos permanecen en el albergue San Juan de Lurigancho conocido como el “Sin Fronteras” en Lima, es allí donde recibieron la visita de la embajadora del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Angelina Jolie se encuentra en Perú desde el domingo y estará el país durante tres días para evaluar las necesidades humanitarias de los refugiados venezolanos y los desafíos que afronta Perú como país receptor. Con la ayuda de un traductor, la actriz dijo el domingo que quiere:  “Que la gente sepa que ustedes no se han ido de Venezuela porque querían conseguir un mejor trabajo. La situación es mucho más seria de lo que la gente cree. ¿Cómo puede ser una buena situación la de Venezuela si dos millones y medio se han ido del país?”.

La super estrella de Hollywood percibió la realidad en la frontera entre Perú y Ecuador , una dificíl situación que viven cientos de venezolanos que llegan todos los días al territorio peruano.  Añadió además que Venezuela “no es un lugar del que la gente se quiere ir porque sí, sino por la grave situación que está viviendo ahora”. De acuerdo a la ACNUR vía un comunicado,  la visita de la actriz al Perú incluirá encuentros con  autoridades, así como representantes de entidades civiles que ayudan al actual éxodo masivo, son al menos 456.000 venezolanos que han llegado en año y medio, siendo el segundo país que más migrantes ha recibido en este fenómeno migratorio, superado por Colombia.

En las actividades de su último día de visita en Perú, actriz estadounidense sostuvo una reunión con el presidente Martín Vizcarra,  por la situación de los migrantes venezolanos en Perú, la reunión tuvo lugar en el Palacio de Gobierno, contando además con la presencia del ministro de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio. Durante el encuentro en el Palacio Jolie declaró: “He venido a Perú a ser testigo de la situación humanitaria de los que dejan Venezuela”.  Añadió que los venezolanos no se van de su país por elección, sino porque debían hacerlo en estos “tiempos cruciales”.  Angelina Jolie agradeció finalmente a todas las organizaciones que han ayudado, por su generosidad ante la difícil situación y lo mucho que aprecia la ACNUR los pasos que ha dado el Perú para ayudar que los venezolanos tengan estatus legal y acceso a servicios básicos.

Por último el chavismo criticó la visita de Angelina Jolie al Perú, declarando Diosdado Cabello, el segundo del chavismo, como un acto de los medios “de la derecha” para ocultar la caravana de migrantes centroamericanos que se dirigen a Estado Unidos. “Quieren desviar la atención de la opinión pública sobre lo que está pasando con ola de migrantes hondureños que se dirigen a Estado Unidos en búsqueda de mejores oportunidades de desarrollo”, añadió Cabello.