Se trata del Streptococcus pyogene que suele alojarse en las vías respiratorias y en la piel, ya son cuatro los chicos muertos a causa de esto.

El ministerio de Salud emitió una alerta epidemiológica por la más grave enfermedad que puede causar la bacteria de la escarlatina. Se registraron cuatro casos que terminaron con el fallecimiento de los cuales dos fueron en Buenos Aires, uno en Rosario y otro en Misiones.

Según, Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina General del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, los dos chicos que perdieron la vida en la ciudad porteña. Uno era residente de Capital Federal y el segundo era oriundo de Avellaneda, la edad de estos era de 3 y 7 años.

“Dos de los casos presentaron shock séptico y neumonía con derrame, y uno con neumonía necrotizante. En todos se aisló Streptococcus pyogenes en líquido pleural o hemocultivo. En dos casos se detectó co-infección con Influenza A en virológico de secreciones respiratorias”, Dice el informe que sacó Gerencia de Epidemiología de la Ciudad de Buenos Aires.

En el informe, también señala que había niños que continuaban internados en una sala de terapia intensiva de pediatría pero en las últimas horas presentaban signos de mejoría.

Con respecto al caso de Rosario corresponde a una niña de 6 años que falleció el viernes a causa de una septicemia generalizada. Liliana Benegas, directora de Epidemiología de la Provincia de Santa Fe, confirmó y dijo que iba al Colegio Stella Maris de esa provincia.

“Se le dio tratamiento a la niña pero la evolución de la bacteria fue muy rápida, se produjo un shock séptico y no respondió”, declaró en una entrevista radial. Además, agregó que “la evolución de una enfermedad invasiva no sólo produce la bacteria sino toxinas y la evolución es mucho más rápida“.

Además, de una nena de siete años oriunda Misiones que murió el sábado en el Sanatorio Caminos. Liliana Arce, jefa de Infectología del Hospital Pedriátrico, señaló que hay registro de cinco pacientes pedriátricos con este cuadro.

Sin embargo, a pesar de los casos el Hospital Elizalde busca tranquilizar y decir que no se trata de un brote, si no que es un proceso que puede ocurrir de manera aislada o casual ante diversas infecciones.

La bacteria es conocida como streptococcus pyogenes, es un estreptococo del grupo A. El agente etimológico es el mismo que el de la escarlatina, faringoamigdalitis y fiebre reumática, el espectro de la enfermedad varía pueden ser leves como las mencionadas hasta infecciones invasivas graves como shock tóxico, fascitis necrotizante, neumonía y celulitis, entre otras.

Los síntomas que se demuestran, dependiendo la zona, son fiebre alta; dolor fuerte de garganta y pus en ella; hematomas en la piel. La lengua también suele tener un aspecto parecido a la de una frutilla pero con puntos blancos en ella.

Si un niño tiene estos indicios hay que recurrir rápidamente al hospital para que se le pueda hacer un exudado de fauces y puedan medicarlo rápidamente con antibiótico, ya se vía oral o, en caso de infección grave, por vía intravenosa. Ya que si se lo trata a tiempo con penicilina, el infectado deja de contagiar a las 12 y 24 horas.

También recomiendan que hay lavarse las manos y cortarse las uñas. Además, de que no tosan al aire y no tomar del mismo vaso con las personas.