Uno de los personajes más excéntricos y polémicos de la política, Alejandro Biondini, es líder del partido Bandera Vecinal, y nacionalista de extrema derecha. Biondini recibió  a IsecPost en la sede central de su partido político, en “Casa Patria”.

Biondini se inició en la política dentro de peronismo, del cual posteriormente se abrió para formar su propio espacio político. Su partido surgió a raíz de un grupo de ciudadanos con distintas experiencias políticas  que no se sintió representado por las opciones partidarias que se presentaban.

Su persona está íntimamente asociada al régimen que encabezaba Adolfo Hitler, teoría que él mismo niega rotundamente, así como toda asociación que se haga de su partido con algún tipo de inclinación nazi. Según afirma, el nacionalismo que propone BV “está basado en la concepción de los intereses del pueblo argentino y de la patria, al grado de la militancia y compromiso cotidiano”. Este nacionalismo reivindica a personajes históricos como Rosas, Irigoyen, y Perón, pero nada tiene que ver con la figura de Adolfo Hitler.

El dirigente recibió a IsecPost en la sede de su partido del barrio porteño de Caballito.

En el 2005, intentó sin éxito inscribir su Partido Nuevo Triunfo en la Justicia Electoral. Las referencias abiertamente nazis de su movimiento eran mucho más ostensibles para competir electoralmente. En junio de 2014, el juez Ariel Lijo concedió la personería jurídica a su partido político para competir electoralmente. Bandera Vecinal es considerado, según el mismo Biondini, uno de los partidos más perseguidos de los últimos tiempos en la política y dice no entender por qué.

Ante la pregunta por el polémico saludo con el brazo extendido, Biondini respondió que “se trata de un antiguo saludo romano que es representativo del nacionalismo”, pero que ha dejado de hacerlo debido a las grandes confusiones y a la repercusión que esto trajo. Lo mismo ocurre con el símbolo similar a la esvástica nazi: en este caso Biondini explicó que se trata del número 7 de los trabajadores y representa a San Cayetano, tal como lo habían hecho saber en el estatuto del partido Nuevo Triunfo.

El dirigente político insistió sobre la negativa de que BV está encolumnada en una idea de persecución racista o antisemita. Insiste en que la base del pensamiento nacionalista que propone esta alternativa política está apoyada “sobre la base de la defensa de los intereses argentinos y una lucha contra la corrupción y aquellas fuerzas que atentan contra estos intereses tanto desde el campo económico como político”. También  aseguró que “la mayor crisis que atraviesa Argentina es de autoridad y presentación”, dada en el abismo entre las expectativas de la gente y la clase política.

En la charla con IsecPost, Biondini dejó muy en claro su descontento con la postura que toman los medios de comunicación, no tan solo con su partido político, sino del manejo de la política en el medio en general.  “El periodismo y la prensa realmente deberían ser independientes y permitir que se expresen y se den a conocer todos los sectores”, dijo. También agregó que “los medios de comunicación tienen más influencia en la población incluso que la familia y la escuela”. Por ese mismo motivo, el líder nacionalista hizo hincapié en la falta de espacio que hay para algunos partidos, sobre todo aquellas nuevas alternativas a las fuerzas mayoritarias en argentina.

Por último agregó que le encantaría que esto cambiara y que ya no se margine a su espacio político y se le pueda otorgar un lugar en el medio para mostrarse y dejó en claro sus intenciones de presentarse como candidato a Presidente en las elecciones del 2019.

El partido conservador Frente Patriota Bandera Vecinal obtuvo un 0,32% del electorado, con unos 28.448 votos en la provincia de Buenos Aires en las PASO del 13 de agosto.