El Consejo de la Conmbebol decidió este viernes, en su reunión celebrada en Uruguay, que la Copa Libertadores tendrá final única en 2019. De este modo, la edición actual en la que la definición se disputará con partidos de ida y vuelta.

A partir del próximo año, la definición del torneo de clubes más importante de Sudamérica, se llevará a cabo un día sábado, en horario estelar. El proceso por el cual se elegirá el estadio en el que se jugará la gran final, será definido en los próximos meses.

El objetivo de este cambio es aumentar las ganancias para los equipos participantes. Este año el campeón se llevará 6 millones de dólares , mientras que el subcampeón recibirá 2 millones. El año que viene, cada club finalista se llevará  2 millones de dólares adicionales, y un 25% de las ganancias por la venta de entradas para el partido decisivo.

Mediante su cuenta de Twitter, la Conmebol anunció que la final Libertadores 2019 se jugará el 23 de noviembre. Todavía falta definir la sede.